fbpx
Uno de los mejores tipos de entrenamientos en la actualidad, aclamado por muchos deportistas influyentes y famosos que hacen deporte, es el entrenamiento funcional (functional training). Existe hace décadas, pero ha sido hace poco que ha vuelto popular entre los deportistas amateurs y profesionales debido a los beneficios que trae al cuerpo y al performance. Lo que diferencia al entrenamiento funcional del entrenamiento tradicional el entrenar con un propósito. El entrenamiento funcional integra todos los aspectos del movimiento humano. Es una metodología multi –faceta, es decir, utiliza una gran variedad de ejercicios y una visión integral para mejorar la fuerza y performance de los que lo practican.   Trae beneficios tanto a una persona común como a un deportista de élite. Un físico terapeuta puede enseñarle a un obrero a cargar peso correctamente posicionando bien la espalda, a tirar de poleas para subir materiales, dejar material pesado en el piso, etc. Mediante la repetición de ciertos ejercicios, los músculos principales y auxiliares que actúan en estas acciones se fortalecen, permitiendo al obrero mantener la postura correcta mientras trabaja. Esto es entrenamiento funcional. El preparador físico de élite que prepara a un atleta diseña planes de ejercicios específicos para mejorar el performance de este. Esto también es entrenamiento funcional. 
Beneficios –  
Quema de grasa: como mencionamos anteriormente, el entrenamiento funcional utiliza una gran variedad de ejercicios, algunos de los cuales son complejos. Hay mayor actividad fisicia y un mayor esfuerzo comparado al entrenamiento convencional en máquinas, asi que quemas mas calorias. Entrenamiento completo: esta visión integral del entrenamiento funcional provoca que los que lo practican desarrollan masa muscular de forma rápida, debido a que estos ejercicios utilizan varios músculos, al contrario del entrenamiento en máquinas, donde el movimiento es focalizado.   Mejor postura: el fortalecimiento de los músculos principales y auxiliares mediante la diversidad de ejercicios permite al practicante corregir malas posturas empleadas en diversas situaciones cotidianas (en el trabajo, manejando, etc.) y desequilibrios musculares (generados por las malas posturas)  Menos probabilidades de lesionarse: en la vida cotidiana y en el deporte, las lesiones pueden ocurrir en cualquier momento. Con el entrenamiento funcional, los músculos y articulaciones se fortalecen, las posturas se corrigen, y las lesiones se previenen.  Conoce gente: el entrenamiento funcional es un ejercicio colectivo que facilita hacer amigos y mejorar tus relaciones interpersonales. ¡Conocerás personas interesadas en el mismo tema, y quizás con el mismo objetivo que el tuyo!  Como recomendación, siempre cuiden su nutrición.  Para lograr los objetivos que queremos siempre será 20% ejercicio 80% buena alimentación.  
Abrir chat